A LA HORA DE COMPRAR UN NEUMATICO

El neumático es el único punto de contacto del vehículo con el terreno, es el que soporta todo el peso del mismo.
Por lo tanto es muy importante para su seguridad tener conocimiento del funcionamiento, disponer y utilizar los neumáticos correctamente.

Para la conservación de los neumáticos los consejos son bien conocidos, aunque no tan aplicados como deberían:
Uno de los puntos mas importantes es mantener la presión correcta de los neumáticos, revisándola mensualmente y siempre en frió. A su vez mantener la rueda de repuesto siempre en óptimas condiciones, ya que nos pueden sacar de algún apuro.
Otro punto importante a tener en cuenta es que cada neumáticos se manifiesta a través de un índice de velocidad y otro de carga, que se pueden percibir en la rueda misma. Soportando una carga y velocidad determinada para poder circular en forma tranquila. Si nos pasamos de esa carga o índice de velocidad puede traer consecuencias.

Además en el caso que se perciban vibraciones en el volante, se debe revisar el equilibrio de los neumáticos, también debemos conservar la banda de rodamiento y los flecos de los neumáticos en perfectas condiciones para evitar baches, piedras, etc.

Tenemos que comprar siempre la misma dimisión recomendada por el fabricante del vehículo, salvo que queramos variar la anchura del neumático dentro de los parámetros establecidos. El porcentaje de relación entre la altura y la anchura de la rueda determina un neumático con un aspecto más o menos deportivo.

¿Cuanto mas ancho son los neumáticos es mejor?
Depende, cuanto mayor es el contacto de la rueda con el suelo seco mejor es el agarre, pero cuanto mayor sea el contacto con el suelo mojado aumenta el riesgo de aquaplanning